Prepare Cataplasmas Curativas

0
757

Dentro de los remedios que es imperativo saber usar, están las cataplasmas o emplastos que son muy fáciles de preparar y sus resultados curativos son excepcionalmente eficaces.

HOJAS DE REPOLLO

En caso de absceso, granos infectados o cualquier proceso infeccioso de la piel, aplique una o varias hojas de repollo que se ha calentado un poco sobre un comal o sartén.  Se coloca la hoja de repollo extendida sobre el área que se va a tratar y se deja actuar durante una hora.  Pasado ese tiempo se renueva con otra hoja recién calentada.  Este tratamiento extrae venenos y pus.

AJO

Muela en el procesador o machaque varios dientes de ajo, añada una cucharada de agua tibia y una cucharada de harina o cuánto baste para formar una pasta.  Coloque esta mezcla en una gasa.  Alivia el dolor, extrae el pus y combate la infección.

PAPA CRUDA

La papa cruda rallada o rebanada se coloca sobre una articulación inflamada, un ojo irritado, rozaduras de pañal, un raspón o moretón.

HIGOS

Corte por la mitad y caliente dos o tres higos durante 3 minutos sobre un comal o sartén y aplíquelos sobre una úlcera infectada o absceso para lograr que se madure y abra boca para expulsar el pus.

ARCILLA

Use arcilla medicinal o barro de escultor. Mézclela con suficiente agua para formar una pasta espesa. Aplique sobre lesiones, torceduras de pie o de manos para desinflamar y quitar el dolor.  Se renueva cada dos o tres horas o cuando se seque completamente. En tumores o abscesos se mezcla con hojas de repollo picado y se aplica.  En articulaciones inflamadas se mezcla con pimienta cayena o jengibre rallado.