Peeling de la Piel con Aspirinas

0
65

La aspirina es un medicamento compuesto principalmente de ácido salicílico que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antitérmicas.

Y aunque su uso más conocido es como analgésico, la aspirina por su composición es útil en algunos tratamientos de belleza para la piel, tanto así que muchos productos de tocador la contienen.

Si usted desea probar este ingrediente, puede aplicar un peeling casero para el rostro con la finalidad de hacer más tersa la piel, aclarar las manchas y disminuir las cicatrices del acné. También puede usarse para renovar el tono de la piel o como exfoliante para eliminar las células muertas.

El tratamiento que aquí recomendamos, es mejor realizarlo en la tarde o noche antes de retirarse a dormir. En personas de piel muy sensible, será mejor realizar una pequeña prueba para determinar la reacción de la piel. Al día siguiente de aplicado el tratamiento se recomienda evitar la luz directa del sol y utilizar protector solar debido a la sensibilidad de la piel.

Para esta preparación, se requiere triturar y convertir el polvo
5 ó 6 aspirinas y mezclarlas perfectamente con
2 cucharadas de miel y
1 cucharada de yogurt natural

Se lava la piel del rostro perfectamente, y enseguida se aplican paños calientes para dilatar los poros. Puede colocarse varias veces durante 10 minutos, un paño mojado en agua caliente bien exprimido sobre el rostro para dilatar los poros y recibir mejor la exfoliación. Se seca con una toalla suave y se aplica la mascarilla de aspirina que se dejará actuar durante 20 a 30 minutos.

Después 20 minutos a media hora, se retira la mascarilla con agua natural, se seca y se aplica un poco de crema hidratante.

Este tratamiento muy benéfico para piel, porque deja la cara limpia, suave y sin impurezas. Se recomienda repetir el tratamiento con intervalos de 15 días para observar resultados notorios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here