Remedios para la Conjuntivitis

La conjuntiva es la parte blanca del ojo que cuando se inflama por alguna causa se observa color de rosa o rojiza.

Las razones por las que se desarrolla una conjuntivitis pueden ser muy variadas y van desde una infección, reacciones alérgicas, exposición a sustancias químicas, cansancio de la vista, o por exceso de calor como cuando se trabaja cerca de una flama o fuego.

Se conoce que se ha desarrollado este trastorno cuando además de lo enrojecido de los ojos hay molestias como dolor, comezón, lagrimeo e incapacidad para mantener los ojos abiertos porque el aire y hasta la luz molestan.

La conjuntivitis en ocasiones es muy fácil de resolver, pero también en otros casos es muy resistente a los tratamientos:

Algunos remedios caseros muy eficaces que podemos probar son los siguientes:

Miel de Abeja
La miel de abeja es un desinflamatorio y desinfectante natural de probada eficacia. En dos tazas de agua caliente, se disuelven 3 cucharadas de miel de abeja y se deja enfriar. Con esta solución se lavan los ojos dos o tres veces al día.

Cilantro
Las hojas del cilantro tienen excelente utilidad medicinal en los casos de una conjuntivitis. En un cuarto litro de agua se hierve un manojo de cilantro durante 15 a 20 minutos. Este líquido se deja enfriar y se cuela. Se usa como agua para lavado de los ojos dos o tres veces al día.

Papa Cruda
De una papa cruda pequeña se cortan rebanadas y se colocan sobre los párpados cerrados durante unos 10 a 15 minutos. Este simple remedio elimina lo enrojecido de los ojos y alivia el dolor.