Inhalador Nasal Casero

Cuando la respiración se ve dificultada por alergias, asma o una congestión nasal, puede usarse una fórmula casera que se aplicará como un inhalador casero. Prepárelo en casa y utilícelo cada vez que se requiera.

Necesitará:
Sal marina en grano
2 gotas de aceite de eucalipto
2 gotas de aceite de romero
1 gota de aceite de menta

Coloque una cucharadita de sal de mar en frasquito pequeño de vidrio con tapa, añada los aceites esenciales. La sal absorberá el aceite y despedirá los vapores de los aceites. Destape e inhale los vapores hasta que se despejen los pasajes de la nariz. Tape y utilice cuantas veces lo necesite.