Para los Síntomas del Asma

Para mejorar los síntomas del asma como la tos, la sensación de sofoco y las sibilancias o silbidos que se escuchan al entrar o salir el aire del pecho, existen variados remedios caseros. Aquí le compartimos algunos que son bastante eficaces para aliviar estos molestos síntomas.

Café Negro Caliente
Cuando hay una crisis asmática con sibilancias, una taza de café caliente puede ayudar a disminuir los síntomas. La bebida caliente ayuda a disolver las flemas que obstruyen el paso del aire y la cafeína presente en el café ayuda a reducir la inflamación y a abrir los pasajes de aire, facilitando la respiración

Se sabe que la cafeína actúa de la misma forma en que lo hace el medicamento a base de teofilina, sin necesidad de recurrir a otros medicamentos. Se bebe el café solo sin añadir leche pues los lácteos aumentan la producción de mucosidad.

Alcanfor y Mostaza
Estos ingredientes han sido especialmente diseñados por la naturaleza para deshacer la mucosidad que se forma en las vías respiratorias y dar alivio a las sibilancias que produce el asma.

La mezcla de aceite de alcanfor con aceite de mostaza ayuda a aumentar la efectividad de este remedio casero. En una tacita coloque un poco de aceite de mostaza ligeramente tibio y añada un poco de aceite de alcanfor. Se mezcla bien y se aplica frotando sobre el área del pecho durante 15 minutos, para que la inflamación o las flemas que están causando la obstrucción sean eliminadas y las sibilancias que produce se controlen.

Puede aplicarse este masaje dos veces al día para prevenir la aparición de este síntoma.

Ginkgo Biloba
El Ginkgo Biloba es una hierba china que se ha usado durante siglos para tratar las sibilancias del asma y la bronquitis, así como mejorar la función pulmonar.

Esta hierba se bebe como té, añadiendo agua hirviendo y dejando reposar antes de beber. También puede tomarse en forma de cápsulas o tabletas junto con otros remedios herbolarios para el asma como el ajo o el jengibre para aumentar la eficacia del tratamiento.

Aceite de Eucalipto
El aceite de eucalipto es conocido por su propiedad de abrir los pasajes áreos obstruídos y ofrecer alivio inmediato a los síntomas del asma. Tome unas gotas de aceite de eucalipto, añádalas a una olla con agua hirviendo y permita a la persona asmática respirar estos vapores durante unos minutos para un alivio inmediato.

Para dormir, atomice un poco de aceite de eucalipto sobre la almohada o sobre un pañuelo que se llevará a la nariz. Esto asegurará que las vías aéreas permanecerán libres, y las molestias asmáticas bajo control.

También puede mezclar unas cuantas gotas de aceite de eucalipto con aceite de almendras y frotar sobre pecho y espalda para ayudar a abrir las vías aéreas y calmar la tos.