Razones para Recibir un Tratamiento de Reflexología

Si usted se queja de problemas digestivos, trastornos menstruales, sinusitis, dolores de cabeza, insomnio, etc., tal vez le convenga hacer una cita para un tratamiento reflexológico.

La reflexología es una asombrosa terapia cuya efectividad para tratar una amplia gama de trastornos está probada desde tiempos remotos. El terapeuta en reflexología, tiene la capacidad de “leer” en los pies y en las manos los problemas de su cliente y utiliza una variedad de técnicas para “deshacer” calcificaciones o cristalizaciones y otros productos de desecho que se acumulan en los pies y en las manos y que pueden estar obstaculizando la circulación, la conducción nerviosa y de energía correspondiente al órgano relacionado con ciertas áreas del pie. Además, es una terapia sumamente relajante.

Estrés
Este factor es muy importante en la generación de varias enfermedades, algunas de ellas graves y nos puede mantener cansados, irritables y fuera de competencia. Muchas veces nos impele a “hacer o a terminar las cosas” sin importar que con frecuencia puede ser contraproducente para nuestra salud.

En estos casos, los reflexólogos “trabajarán” para aliviar el estrés y fortalecer el sistema inmunológico. El efecto relajante de cualquier terapia es de gran importancia para nuestro cuerpo, que sólo puede iniciar su proceso natural de reparación cuando no estamos produciendo adrenalina constantemente.

Pies Cansados
Muchas personas que trabajan de pie o deben caminar mucho por motivos de trabajo, se benefician enormemente con un tratamiento de reflexología regular, que con sus técnicas de manipulación liberará la tensión de los pies, capaz de provocar dolores en la cintura, espalda y hasta en los hombros.

Problemas Respiratorios
En los casos de problemas respiratorios crónicos, la reflexología es sorprendentemente eficaz al estimular a los pulmones a que eliminen sus desechos tóxicos aún en aquellos casos en que los antibióticos ya no funcionan, y hacer que recuperen su normalidad.

Diabetes
En este trastorno, es doblemente importante darles tratamiento reflexológico a los pies. Además de devolverles la sensación de bienestar y comodidad, complementa otros tratamientos médicos y alternativos.

Desintoxicación
La reflexología es un tratamiento muy poderoso y extremadamente benéfico para deshacernos de las toxinas que se manifiestan en problemas de la piel o trastornos digestivos, pues tiene la virtud de equilibrarlas fuerzas naturales del cuerpo.

Embarazo
En el embarazo este tratamiento se utiliza para disminuir las náuseas matutinas y otras molestias estén relacionadas o no con el embarazo. Antes del embarazo, el terapeuta puede ayudar equilibrando el sistema hormonal, regulando el metabolismo, aumentando la circulación al área pélvica y reduciendo el estrés.

Trastornos Digestivos
Para problemas como estreñimiento, diarrea y otros trastornos digestivos, la reflexología es una terapia que da excelentes resultados, pues el terapeuta puede enfocarse a los órganos de la digestión, y a equilibrar los niveles de energía.

Dolor de Cabeza y Migrañas
La reflexología es una terapia muy eficaz en dolores de cabeza o migrañas frecuentes. No solo puede disiparlos, sino también reducir la severidad y la frecuencia con que se presentan.

Insomnio
En el insomnio se utilizan tratamientos de forma regular para ayudar al cuerpo a reeducarse y restablecer los patrones naturales de sueño. Si se recibe una sesión de reflexología por la tarde/noche, los resultados son notables.

Buena Salud
La reflexología restablece la salud general del organismo y el equilibrio interno del cuerpo y es capaz de impactar órganos y otras partes del cuerpo que no son fáciles de alcanzar por medio de otro tipo de tratamientos.