Para Alergias, Pruebe Primero la Homeopatía

Existen diferentes factores que pueden disparar una reacción alérgica en el cuerpo, ya sea el cambio de estación, ciertos alimentos o la exposición a determinados agentes.

Los síntomas se observan después de la exposición a determinadas sustancias o situaciones, y estos por lo común son el polen de las flores, el polvo, la caspa de los animales, el moho y algunos alimentos como huevos, nueces, pescados, hongos, leche entre otros.

Cuando la homeopatía se utiliza para contrarrestar los síntomas o las reacciones alérgicas, se logra con el tiempo, que estos vayan en disminución hasta su completa resolución.

La homeopatía cuando se selecciona como tratamiento, actúa con base en un abordaje holístico que toma en cuenta la teoría de la individualización del tratamiento.

Este abordaje ayuda a que el tratamiento se enfoque en los signos y síntomas específicos y devolverle a la persona su estado de bienestar natural.

Al contrario de la medicina alópatica, la homeopatía no se concentra en el “combate” de los síntomas, como suprimir las indeseables reacciones con fármacos antihistamínicos, sino en reforzar los niveles de sensibilidad de la persona.

Tipos de Alergias
Las alergias más comunes son las de tipo estacional, que se manifiesta con mayor fuerza en las personas con un sistema inmunológico débil y que por lo general, las provocan el polen de flores y del heno, y pueden manifestarse con una leve fiebre e irritación en nariz, ojos y garganta.

El otro tipo de alergia se identifica como “perenne” pues permanece todo el año y no solo al cambio de estación, generalmente es causada por los ácaros, el polvo, la caspa y esporas de moho.

Hemos mencionado las manifestaciones alérgicas en ojos, nariz y garganta, existen otras reacciones alérgicas más graves conocidas también como choque anafiláctico que puede afectar diferentes órganos y disminuir la presión sanguínea de forma drástica hasta causar la muerte, como en el caso de la ingesta de algunos medicamentos o alimentos.

Otras reacciones alérgicas se caracterizan por comezón, estornudos, tos, enrojecimiento de los ojos, erupciones cutáneas, congestión, falta de aire, náuseas, inflamación de los labios y de la boca que variarán dependiendo de lo que esté causando la reacción alérgica. Algunos niños asmáticos son alérgicos a los cacahuates y presentan su sintomatología tras consumir estos frutos o algún alimento que los contenga aún en pequeñas cantidades.

Hemos dicho que el tratamiento homeopático debe ser individualizado para mejores resultados y de acuerdo al criterio del médico homeopático, prescribirá alguno o algunos de los siguientes remedios homeopáticos para tratar según el tipo de alergia del que se trate.

Histamine – para tartar alergias a perfumes y polvo.
Natrum mur – para alergias al pan y alimentos ácidos.
Kali bich – para alergias a cerveza y algunos licores a base de malta.
Sepia – para alergias caussadas por leche caliente o hervida.
Hepar sulph – para las alergias al aceite de hígado de bacalao
Sulphur – alergia a antibióticos
Bryonia –alergia al aceite de ricino.
Nux vom – alergia al café
Apis mel – alergia al calor
Arsenic album –Aleergiaa debida al consume de refrescos, frutas, alimentos descompuestos, yodo.
Dulcamara – Alergias a la humedad
Ailanthus – Para quienes son alérgicos al perfume de las flores
Thuja – Para alergias a los dulces, carnes grasas, cebolla.
Argentum nit – alergia al azúcar.
Tellurium – Alergia al arroz.
Petroleum – Alergia a la col o repollo.
Nitri-spiritus dulcus – alergias al queso.
Justicia adhatoda – Para alergias al polvo que provocan profuse descarga nasal y estornudos durante la tarde.

Siempre se recomienda acudir con el medico homeópata para que estudie el caso particular del enfermo y prescriba la sustancia indicada en la dosis adecuada para cada caso en particular.