El Poder de los Objetos de la Buena Suerte

Desde que el hombre existe, ha buscado la forma de tener el control de su vida para evitar sucesos que no desea, o modificar a su favor el resultado de un hecho inminente. En algún momento se llegó a la conclusión que la “suerte”, podía clasificarse en buena o mala, según se desarrollaban los hechos esperados.

No sabemos cómo se crearon las creencias de que ciertos objetos pudieran convertirse en objetos capaces de cambiar sucesos futuros o proteger a su portador para que no le suceda algún evento indeseable.

De alguna manera, el ser humano llegó a la conclusión de que algunos objetos podía nombrarlos “objetos de poder” o amuletos y entre estos, los más conocidos o fáciles de obtener se volvieron populares.

Veamos los amuletos más conocidos:

Pata de Conejo
El amuleto que encabeza nuestra lista, es una patita de conejo que puede encontrarse entre las artesanías más comunes y que puede adquirirse en forma de llavero para traerlo en la bolsa por su pequeño tamaño y forma práctica.

Moneda
Una moneda que se haya encontrado tirada en el piso de forma fortuita, sin importar la denominación, puede también ser un amuleto de la “buena suerte”, puesto que ha sido un hallazgo y describe la suerte de quien encontró una moneda que alguien extravió.

Trébol de Cuatro Hojas
Si usted encuentra en el campo o en un jardín un trébol de 4 hojas, puede considerarse muy afortunado, pues la historia popular dice que sólo se da un trébol de cuatro hojas por cada millón de tréboles de tres lóbulos. Consérvelo, como un tesoro y si puede deshidratarlo y mandarlo poner en un llavero, podrá llevarlo con usted como su amuleto de la buena suerte.

Herradura
Conseguir una herradura que haya sido usada por un caballo, ya sea regalada o encontrada por azar le servirá como excelente protección si la coloca en la parte superior de la entrada principal de su casa. También se dice que una herradura atraerá la buena suerte al lugar en donde se coloque.

Pero no se preocupe demasiado si no posee alguno de los objetos de poder mencionados. Un amuleto de la buena suerte es un objeto por naturaleza simbólico, cuyo poder se basa en la sugestión de quien lo posee.

Es común que las personas que poseen amuletos dan por hecho que su buena suerte se debe al objeto en cuestión. Sin embargo, cualquier objeto puede caer en esa categoría:

Puede acudir a cualquier tienda de artículos esotéricos o joyería para adquirir algo que se adapte a su gusto y adoptarlo como su objeto de la buena suerte.

Sin embargo, no olvide que una gorra, un pañuelo o cualquier prenda de vestir, un llavero, una moneda, una medalla, un colgante, una piedra, etc. son objetos de poder o amuletos de la buena suerte, todo depende de la fe que su dueño deposite en ellos.