Menús para Controlar la Diabetes

0
40
El tratamiento de base para controlar la diabetes es el nutricional. Este tratamiento que es bastante simple, es muy fácil de llevar y solo se requiere entender los efectos en el cuerpo de cada uno de los alimentos que se ingieren.

Al seguir este tipo de alimentación se logrará equilibrar las secreciones hormonales para regular los niveles de glucosa en sangre y reducir la necesidad de que el páncreas segregue insulina de forma constante.

Además de seguir este tipo de alimentación, se sugiere mantener una hidratación adecuada, y es posible adelgazar cuando se padece sobrepeso u obesidad aunque no exista una diabetes.

El secreto de esta forma de comer es equilibrar el ingreso de proteínas, grasas y carbohidratos al organismo, tomando en cuenta que cada alimento que se ingiere tiene un efecto sobre los sistemas del cuerpo, especialmente el nervioso y hormonal. Estos menús han sido diseñados para regular el metabolismo y por tanto, la diabetes.

Notará usted que no empleamos la palabra “dieta” por demás manoseada y con connotación restrictiva para referirnos a esta forma de comer que al seguirse se convertirá en parte del estilo de vida, para llevarse en casa y cuando se sale a comer fuera.

Lo más importante, es identificar aquellos alimentos que aumentan de forma excesiva la glucosa en la sangre y como efecto secundario, hacen engordar.

Al mismo tiempo, entenderemos que hay otro grupo de alimentos que ayudan a mantener los niveles de glucosa normales y por tanto, ayudan a adelgazar.

Entre los más comunes y más consumidos, tenemos toda clase de productos preparados con harinas refinadas.
Los productos cuya base es el azúcar o endulzantes naturales o artificiales.
El arroz blanco refinado
Tortillas de maíz
Las papas en todas sus formas.
Bebidas endulzadas (naturales e industriales)
Todas las bebidas alcohólicas

De los productos mencionados se derivan decenas de productos que se expenden en los supermercados y que reconoceremos por su contenido en azúcar y harina. Cereales para el desayuno, aderezos, mermeladas, galletas, etc.

Para facilitarle armar su propio menú diario, le daremos algunas recomendaciones para que con base en sus propios gustos, se guíe para servir su plato, tomando en cuenta que los productos que no disparan la glucosa de forma exagerada e inmediata y por tanto no requieren que el páncreas segregue insulina de la misma forma son los de origen animal y vegetal integrales.

Imagine su plato dividido en tres partes iguales, servirá en él por ejemplo:

Pechuga de pollo
Verduras al vapor o ensalada fresca
Media taza de arroz

Pechuga de pollo
Verduras al vapor o ensalada fresca
1 tortilla de maíz

Pechuga de pollo
Verduras al vapor o ensalada fresca
Una ración de postre

Pechuga de pollo
Verduras al vapor o ensalada fresca
Media papa asada

Pechuga de pollo
Verduras al vapor o ensalada fresca
Copa de vino tinto o media cerveza

Las variaciones de este plato, son tan grandes como su gusto, en el número Uno puede combinar en lugar de la pechuga de pollo, rebanada de queso fresco, hongo portobello asado, guisado de champiñones, medio aguacate relleno de verduras, uno o dos huevos cocidos o duros, tortilla de huevo con verduras, filete de pescado, trozo de atún, 6 ó 7 camarones (sin empanizar), chile relleno de queso o atún, carne asada, carne frita, etc.

Para la cena o desayuno, las combinaciones son infinitas también, solo que tomando en cuenta que siempre será en esta forma la combinación de alimentos, por ejemplo:

Uno o dos huevos revueltos con verduras y una rebanada de pan o media tortilla de harina.

Con una rebanada de queso, verduras frescas y tortilla de maíz, prepare una quesadilla acompañada de su ensalada favorita, un plato de yogurt con una taza de avena cocida y algunas fresas, con muy poco dulce.

La base de esta forma de alimentarse es estar conscientes que los alimentos que disparan la glucosa por los cielos y por ende la insulina, se tomarán en muy pequeña cantidad en cada comida.

El error en que cae la mayoría de las personas afectadas, es darse licencia paraconsumir los carbohidratos vacíos en cantidades peligrosas, varias veces al día, o comer constantemente dulces, chocolates, refrescos, pastel, galletitas y dar prioridad a este tipo de alimentos en detrimento de los alimentos nutritivos con base en los granos, verduras o productos vegetales ricos en fibra, vitaminas, minerales y enzimas necesarios para una buena alimentación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here