Para Mejorar la Piel Reseca

0
28

La capa exterior de la piel funciona como una barrera que se autolubrica para ofrecer una buena protección.  Muchas veces, la producción de aceites naturales no iguala a la demanda por los cambios atmosféricos o las condiciones cambiantes de la piel, como por ejemplo, cuando se expone a los químicos de una alberca, por bañarse dos o más veces en el día, utilizar jabones que resecan la piel o vivir en donde la humedad del ambiente es igual a cero, sobre todo en tiempo de verano.

Así, nos encontramos aplicando cremas humectantes que en sí, hacen la función de sellar la humedad que ya existe en la piel, pero sin añadirle humedad y al poco rato sentiremos la piel nuevamente seca y hasta con escamitas blanquecinas.

Algunos remedios caseros para corregir esta falta de humedad:

Baño de Leche

En un recipiente coloque un poco de leche fría para humedecer una toallita de en ella.  Coloque la toallita humedecida en leche sobre la parte de la piel que siente especialmente reseca o irritada.  Deje la toalla durante cinco minutos y repita la operación.

Sal de Epsom

Llene la tina del baño con agua tibia y añada dos tazas de sales de Epsom.  Remójese durante unos minutos en este baño.  Mientras la piel aún está húmeda, puede tomar un puñado de sal de epsom y exfoliar las partes de su piel que estén ásperas como codos, talones o rodillas.  Séquese y aplique aceite de almendras sobre su piel.

Sábila

En las zonas que por su resequedad se ha comenzado a agrietar la piel, aplique la gelatina de una hoja de sábila.  Sólo corte la sábila, extraiga el gel con una cuchara y aplíquelo con un masaje suave en las áreas resecas.  Es un gran lubricante y cicatrizante de la piel agrietada.

Aguacate

Los humectantes comerciales que contienen ácidos alfa hidróxidos, ayudan a remover las escamitas de la piel y dejan la piel suave.  El mismo efecto produce la pulpa del aguacate cuando se usa como mascarilla sobre la piel limpia del rostro y se deja actuar durante 15 a 20 minutos. Los aceites del aguacate actúan como emolientes y por ser rico en Vitamina E, aporta los nutrientes que le hacen falta a la piel.

Aceite de Ricino

El aceite de ricino, lo mismo que el aceite de oliva, son excelentes para atrapar y mantener la humedad de a piel. Utilícelos en la piel del rostro o del cuerpo. El resultado es una piel suave y aterciopelada sin sensación de grasa.

Jabón

Cambie de marca de jabón y opte por jabones artesanales especiales para piel reseca.  También se recomiendan los jabones líquidos que son más suaves, en lugar de los que vienen en pastilla y que suelen resecar mucho más la piel.

Agua Fría o Templada

Evite el agua caliente en el baño y opte por agua al tiempo o apenas quitado lo frío para evitar que el agua caliente reseque la piel al retirar los aceites naturales de la superficie. Recuerde bañarse rápidamente.  Entre más prolongado el baño, más resequedad de la piel.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here