Limpieza Semestral del Hígado

0
26

La gordura, el estreñimiento, las hemorroides, las malas digestiones y un sinfín de trastornos de origen desconocido como los dolores de cabeza, mareos y vértigos, las manchas en la piel, dolores articulares del lado izquierdo, quistes, verrugas, tumores (benignos o malignos) y hasta los arranques de ira y furia se originan en un mal funcionamiento del hígado que es la glándula de nuestro cuerpo que actúa como un laboratorio donde se llevan a cabo infinidad de procesos químicos.

El hígado disuelve y transforma las grasas por medio de la bilis.
Convierte la glucosa en glucógeno, la almacenay la va aportando a la sangre a medida que se va necesitando.
Realiza la construcción y distribución de los glóbulos rojos en caso de anemia.
Neutraliza y desintoxica los venenos que entran al cuerpo en forma de medicamentos, alcohol, nicotina, plomo, arsénico, morfina, cocaína y enervantes.
Transforma las sustancias derivadas de la albúmina en urea para expulsarse por la orina.
Filtra y transforma todas las sustancias que ingresan al cuerpo por la boca, nariz y medicamentos inyectados.

Este órgano a la larga, se va cansando con tanto trabajo que tiene y sus funciones empiezan a decaer y su debilitamiento se observa en forma de los síntomas y signos enumerados.

Los Cuidados del Hígado
La atención mínima al hígado sano debe ser cuidar la alimentación, minimizando o evitando las grasas densas de origen animal y sintético. Los productos químicos en cualquiera de sus formas, y los productos artificiales de la industria. Cuidando que a nuestro cuerpo ingresen solamente aquellos productos que nos obsequia la madre tierra en forma de vegetales, frutas, semillas, granos, etc., añadiendo algunos de origen lácteo y huevos de ave de corral para añadir un poco de grasas y proteínas y así obtener un equilibrio en la alimentación.

Periódicamente, una vez cada seis meses el hígado agradecerá una “purga” de los materiales de desecho que va acumulando y que por “falta de tiempo” no ha podido desalojar. Para esto algunos científicos han desarrollado procesos que han llamado “limpiezas hepáticas” como este que ahora compartimos aquí, con la finalidad de que quienes sienten su hígado saturado o presentan síntomas en ojos, oídos, nariz y garganta, o los que mencionamos en primer término, lo apliquen y mejoren su salud general.

Los productos que se requieren para hacer esta limpieza del hígado son los siguientes:

Un litro de jugo de manzana natural o 4 ó 5 manzanas frescas, cada día.
Sales de Epson (sal hepática)
½ taza de aceite de oliva virgen
1 toronja

El tratamiento de una semana de duración dará inicio un día lunes,

LUNES A VIERNES
La alimentación durante la semana (de lunes a viernes) será ligera libre de grasas y harinas, dando preferencia a verduras y frutas. Beber durante el día 1 litro de jugo de manzana fresco o comer 4 ó 5 manzanas frescas a lo largo del día. Beber solo agua natural en lugar de otro tipo de bebidas. Evitar tomar medicamentos no prescritos. No tomar suplementos vitamínicos, hierbas, etc.

SABADO
Al levantarse hasta las tres de la Tarde
El sexto día se inicia la fase final de la limpieza del hígado, igualmente desayunando y comiendo ligero. La última comida se hará a más tardar a las 3 de la tarde y a partir de esa hora no se comerá ni beberá nada. Si tiene mucha sed, enjuáguese la boca con agua pero no la trague.

A las 5 de la tarde
En una jarra o recipiente de vidrio o cristal, mezcle y disuelva 4 cucharadas soperas de sales de Epson en 3 tazas de agua y guarde en el refrigerador. (4 tomas de ¾ de taza)

7 de la tarde
1ª Toma de ¾ de taza de la mezcla de sales de Epson.

9 de la noche
2ª Toma de ¾ de taza de la mezcla de sales de Epson.

22:45 horas.
Ya listo para dormir, vaya al baño por última vez y mezcle en un frasco con tapa media taza de aceite de oliva, y añada el jugo de la toronja colado. Mezcle perfectamente agitando el frasco repetidamente hasta emulsionarlo bien.

23:00 horas
Bebe la mezcla recién preparada y acuéstese sobre el lado derecho por lo menos durante 30 minutos. Pasado ese tiempo puede adoptar una posición cómoda para dormir. Si no es estrictamente necesario, no se levante en toda la noche.

7:00 de la mañana
Al despertar tome la 3ª toma de sales de Epson y agua. Si siente malestar estomacal no haga esa toma hasta que se sienta mejor. Vuelva a la cama.

9:00 de la mañana
4ª y última toma de sales de Epson y si lo desea vuelva a acostarse.

11:00 de la mañana
2 horas después de la cuarta toma podrá tomar un jugo de frutas naturales. Media hora después un plato pequeño de frutas. Por la tarde se sentirá totalmente bien y podrá merendar frutas o alguna comida muy ligera.

Durante toda la mañana, estará evacuando el intestino con gran cantidad de contenido hepático y biliar con aspecto de frijol húmedo o bolitas de plastilina en todos los tonos de verde.

Algunas personas para su primera limpieza hepática optan por recuperar sus evacuaciones en un cedazo de plástico con orificios amplios para observar detenidamente estos desechos hepáticos que pueden llegar a contarse hasta 200 y 300 piedrecillas

Normalmente, como es material orgánico de consistencia suave que se encuentra atrapado en los conductos hepáticos y biliares, (colesterol y grasas) no es observable en las imágenes médicas de diagnóstico como ultrasonidos, resonancias magnéticas o radiografías.

Esta limpieza hepática además de desintoxicar el hígado, desaloja del intestino parásitos indeseables y desencadena procesos de limpieza del sistema linfático.

Se recomienda llevar a cabo este tratamiento por lo menos una vez cada seis meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here