Revista Mundo Natural
 
 

Tratamiento Natural para la Rosácea


foto


Uno de los síntomas más notorios en las primeras etapas de la rosácea, es el sonrojamiento frecuente que sucede por cualquier razón: pena, mortificación, nervios, alegría, etc.

La rosácea es un trastorno de la piel muy frecuente en personas de piel blanca y del cual no están a salvo ni las grandes personalidades como el ex presidente Bill Clinton, el príncipe Harry, la finada princesa Diana, las actrices Renee Zellweger y Cameron Díaz entre otras y que se manifiesta por una erupción rojiza en las mejillas, nariz, mentón o frente. Es común que aparezcan venitas o vasitos sanguíneos enrojecidos y que además la piel sea proclive a presentar brotes de acné.

La Rosácea tiene cuatro fases reconocibles y cada fase tiene diferentes signos y síntomas que afectan la piel de la cara. Curiosamente este trastorno es más común en mujeres adultas de piel blanca entre los 30 y los 60 años, aunque cuando se presenta en varones suele ser más agresiva.

Si usted tiene rosácea, no debe usar cremas o productos cosméticos que contengan substancias agresivas como ácidos, alcohol y otros irritantes que solo agravarán los brotes de rosácea. El objetivo del tratamiento es controlar el padecimiento y mejorar la apariencia de la piel. Los tratamientos más eficaces son lo que se dan al principiar los primeros síntomas. Y los productos más benéficos son los que contienen productos naturales como aceites esenciales que eliminan suavemente los síntomas y la apariencia de rosácea.

Decíamos que la primera fase de la pre-rosácea es cuando el sonrojo afecta la frente, nariz, mejillas y mentón. La piel se vuelve tan sensible que puede experimentarse sensación de quemadura cuando se aplican cosméticos o cremas. Incluso puede inflamarse la cara con facilidad. Los disparadores de los brotes varían de persona a persona, y pueden ser emocionales, químicos, ambientales y aún relacionados con la ingestión de algunos alimentos.

En la fase de tendencia al sonrojo fácil, se avanza a una fase persistente de enrojecimiento debida a la dilatación de los vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel. Por lo general en la parte central de la cara, sobre la nariz y a los lados de esta. Muchas personas que están conscientes de su problema comienzan a deprimirse y a tener baja autoestima porque les avergüenza su problema.

La segunda etapa es la rosácea vascular cuando los pequeños vasos de la nariz y mejillas se inflaman y aparecen en la piel como líneas rojizas, la piel se siente caliente y luce esponjada y por supuesto se vuelve más sensible. Los sonrojos y el enrojecimiento se vuelven persistentes y permanentes.

La tercera etapa es la rosácea inflamatoria, cuando pequeños cúmulos rojizos, algunos contienen pus, se vuelven persistentes. En esta fase puede volverse dolorosa y diseminarse a toda la cara. En algunos casos, se acumula tejido alrededor de la nariz, sobre todo en los hombres. La nariz puede agrandarse y volverse bulbosa

la última fase es la rosácea ocular que es ya una situación grave que afecta los ojos y que necesita ser atendida por un oftalmólogo pues puede llevar a la pérdida de la visión. Los síntomas junto con los de la rosácea, son inflamación de los ojos, sensibilidad a la luz, disminución de la visión y por supuesto inflamación de los párpados y conjuntivitis.

Además de iniciar un tratamiento natural, evite cualquier cosa que le provoque las crisis. Lleve un diario de los brotes y trate de anotar qué fue lo que desencadenó el brote, que puede ser algún alimento, productos para uso en la piel, el clima o situaciones emocionales.

Por su parte usted puede hacer lo siguiente para evitar los brotes:

Proteja la piel de su rostro del sol tanto en el verano como en el invierno.
Evite tocar o frotar la piel del rostro.
Revise los ingredientes de cualquier producto para la piel ya sea hidratantes, limpiadores, o cremas para que sean ingredientes 100% naturales.
Con cuidados y tratamiento se puede controlar este problema, disminuir los síntomas de la rosácea sólo toma tiempo y esfuerzo.

Tratamientos naturales:
El masaje suave con aceite de oliva dos o tres veces por semana, en forma circular, ayuda a mejorar los síntomas de la rosácea y a retardar su aparición.

La limpieza de la cara con un algodón empapado en una solución que se prepara con una cucharada de vinagre de manzana diluído en un vaso de agua antes de dormir.

Utilizar jabones suaves 100% naturales como el de manzanilla para lavar suavemente la piel del rostro.

Las compresas con té de manzanilla o té de tomillo frío ayudan a desinflamar y a evitar infecciones en la piel.

Pepino: el pepino es un gran desinflamante de la piel en la rosácea. Aplique rebanadas de pepino sobre la piel del rostro durante cinco minutos. Las cremas preparadas con pepino son igualmente útiles.

Complementos:
Una dosis de vitamina B y una cucharada de levadura de cerveza diariamente, ayudan a mejorar los síntomas de la rosácea.
La Vitamina C con bioflavonoides ayuda a desinflamar la piel y a hacen que los brotes sean menos frecuentes. La dosis es de 300 mg. de vitamina C y 800 mg. de bioflavonoides diariamente.

Alimentación:
La alimentación de la persona con rosácea debe incluir abundancia de productos frescos y naturales como frutas y ensaladas, así como evitar los condimentos fuertes o irritantes, ácidos y estimulantes como café, alcohol y otros estimulantes.

Una antigua receta casera para tratar la rosácea es la siguiente:

Mascarilla de Sábila
Ingredientes:
Pulpa de sábila
Infusión concentrada de hojas de abedul. En medio vaso de agua se hierven y se dejan en infusión unas 10 hojas de abedul. Una vez tibia la infusión se le agrega suficiente pulpa de sábila (gel) para formar una especie de crema. Se aplica como mascarilla, se deja durante 20 minutos y se retira con agua tibia.

Con cuidados y tratamiento se puede controlar este problema. Disminuir los síntomas de la rosácea sólo toma tiempo y esfuerzo.
Comenta este artículo:










 
 









acento.com.mx

Mundo Editorial Derechos Reservados 2014
Sitio Desarrollado por noticias de Chihuahua
Mapa del sitio | Lista de Articulos